Para cumplir con las normativas nacionales en materia de condensados (que difieren entre las jurisdicciones), se recomienda a los instaladores que comprueben los niveles de gránulos al menos una vez al año y que los sustituyan cuando sea preciso utilizando la recarga Sauermann SPPH0201 (en Europa)