Ecológico

La importancia de las bombas de condensados para la construcción sostenible y el ahorro de agua

06/12/2016

Los sistemas HVACR son unos de los elementos que más energía consumen en los edificios comerciales.

Según el Consejo para la Construcción Ecológica de EE.UU. (USGBC, U.S Green Building Council), los edificios son responsables del 40% de las emisiones de CO2 en Estados Unidos. 

Durante la última década, el sector de la construcción, gran emisor de gases de efecto invernadero, ha sido testigo de la aparición de herramientas y sistemas de certificación que fomentan cambios en las prácticas constructivas.

El USGBC es conocido principalmente por haber desarrollado el sistema de calificación de edificios sostenibles Liderazgo en Energía y Diseño Medioambiental (LEED, Leadership in Energy and Environmental Design).

A escala global, LEED es el sistema de certificación más común. En Europa, las certificaciones HQE, BREEAM y DGNB todavía dominan el mercado.

LEED fomenta un enfoque de sostenibilidad integral de los edificios basado en seis áreas clave:

  • sitios sostenibles, 

  • ahorro de agua, 

  • energía y atmósfera, 

  • materiales y recursos, 

  • calidad ambiental de los interiores y
  • proceso de innovación y diseño. 


Demostrar un consumo eficiente del agua es un elemento importante a la hora de recibir la certificación LEED. En Estados Unidos, cada día se utilizan cerca de 1,3 billones de litros de agua fresca en las actividades residenciales, comerciales, industriales, agrícolas y recreativas.

Los objetivos del consumo eficiente del agua del programa LEED fomentan el consumo inteligente del agua dentro de los edificios. Representan hasta 12 puntos (para las instalaciones interiores) en el baremo de la certificación, dividida en categorías como la eficiencia del acondicionamiento hidráulico, las tecnologías innovadoras para aguas residuales y el ahorro de agua.

Una manera de reducir el consumo de agua es recoger los condensados que producen los sistemas de aire acondicionado durante el proceso de refrigeración, y emplear esta agua para otras finalidades. Los equipos de aire acondicionado menudo poseen una etiqueta que indica su potencia de refrigeración en kilovatios (kW). Para cada kilovatio de potencia, una unidad de aire acondicionado suele producir entre 0,5 y 0,8 litros de condensados por hora.

Una herramienta ideal para bombear esa agua de forma segura y eficiente a través de un conducto de drenaje hasta un depósito de almacenamiento (y utilizarla así con otros fines) es instalar una mini bomba de absorción de condensados, como la Sauermann Si-30.

Mediante un sistema eficiente de absorción de los condensados como la mini bomba de Sauermann, algunos propietarios de inmuebles reutilizan los condensados para sus cisternas de baño o para el riego de sus terrenos, entre otros usos. En otros países, como por ejemplo Francia, existen distintas normativas que regulan la conservación del agua, que deben respetarse en todo momento.

En un momento en que gobiernos, constructores e instaladores fomentan activamente el LEED y otros sistemas de certificación, una mini bomba de absorción de condensados Sauermann puede ser parte de la solución para ahorrar agua y lograr puntos para obtener certificaciones para edificios sostenibles.

 

Tags 
HVAC; Water efficiency; Green certification; condensate removal pump

Únete a la discusión

Add new comment

No se pierda nuestro próximo blog