Sauermann ha reinventado las bombas centrífugas de absorción de condensados, tal y como se conocen. La solidez de sus materiales y componentes, le confieren una durabilidad y una fiabilidad excepcionales. De gran polivalencia, la Si-83 de Sauermann es igual de eficaz, tanto en aplicaciones de aire acondicionado o refrigeración, como de calefacción.